Feeds:
Entradas
Comentarios

Ya está disponible la entrada directa a través de la dirección derechosdelfumador.com

Enhorabuena a todos los lectores que se comienzan a aglutinar y han permitido este paso adelante.

Buscar un lugar al que peregrinar para poder disfrutar de un cigarro con un trago o después de la cena se ha convertido en la pesadilla de muchos fumadores del DF. Desde que entraran en vigor las nuevas leyes anti tabaco, la búsqueda de de espacios es una constante. El Universal publica una nota sobre el asunto.

No debieron pensar lo mismo los agentes de la aduana y la Policía Federal de México que pusieron a buen recaudo a un sujeto que viajaba con 60.000 dólares hacia Panamá. Éste llevaba tal volumen de plata en billetes de cien dólares enrollados dentro de cigarrillos.

¡Cuanta paciencia para meter tantos billetes en los cigarros!

Leo con sorpresa que los legisladores del Estado de Chiapas se proponen luchar contra el tabaco. Caramba, al fín un lugar en el mundo sin problemas serios para su población. Una especie de Arcadia, donde la efectividad de sus políticos ha llevado a sus habitantes a la culminación de la abundancia y la felicidad ;-)

 Ahora ya sólo les queda luchar contra el cigarro.

Existe una famosa figura en la política de Washington, algo machista pero muy real, de un salón lleno de humo, donde los congresistas charlaban animadamente cigarro tras cigarro, puro tras puro, acerca de política y otros intereses.

Esa imagen ha dejado de existir por razón de las leyes que persiguen el consumo de tabaco en los Estados Unidos, pero tampoco será posible en San Lázaro, la sede de la Cámara de Diputados de México, en la Capital Federal.  La secretaria de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, María Oralia Vega Ortiz (PRI) ha solicitado que finalmente sea un lugar ‘cien por ciento libre de humo’.

A buen seguro que servirá para una mejoría muy notable de la calidad de vida de los mexicanos en general y de sus políticos en particular ;-), con perdón por la ironía.

Barak Obama, quien parece que se alzará con la victoria en la primarias demócratas, ha confesado esta semana una debilidad: era fumador de Marlboro hasta hace tan sólo un mes.  Como si hubiera confesado un pecado mortal, el candidato negro reconoció que no puede abandonar los Nicorette, esa goma de mascar que ayuda a abandonar el cigarrillo a aquellos que desean dejar de fumar.

¿Un negro a la Casa Blanca?: tal vez, pero desde luego un negro fumador de Marlboro noooooooooo, eso si que no.

Las leyes anti-tabaco continúan su inexorable camino sin aparente tregua. Las barreras contra los fumadores van cayendo para llega a nuevos terrenos inexplorados. Alemania cuenta con 16 leyes diferentes contra los fumadores. En Baviera pronto estará prohibido en todo lugar cerrado y en la capital, Berlin sólo se permitirá en lugares cerrados para fumadores y sin servicio.

 En un país tan sensible al Holocausto como Alemania, donde continúa siendo tabú, los fumadores han recurrido a una impactante campaña en la que se comparan a los judios durante el nazismo. La publicidad, que se exhibe en camisetas, exhibe la estrella de David que Hitler obligaba a portar a los de esta religión, con una gruesa palabra escrita: FUMADOR.

Los judios ya han protestado por esta iniciativa y han conseguido para la venta de estas camisetas, pero lo cierto es que los fumadores sienten como les van cerrando espacios.  

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.